(CNN) – El abogado que representa a la estrella porno Stormy Daniels asegura que algunas de las acusaciones de la actriz contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ocurrieron cuando él ya estaba en el cargo.

“¿Hay algo en esta letanía de acusaciones –usted las llamaría hechos– que haya ocurrido mientras Donald Trump ya era presidente?”, le preguntó el presentador de CNN Jake Tapper a Michael Avenatti, abogado de Daniels, durante una entrevista este viernes.

“Sí”, respondió Avenatti.

Cuando Tapper replicó consultándole sí podía ahondar en el tema, el abogado contestó con un simple “no”.

En otra entrevista con Chris Cuomo de CNN, en la mañana de este mismo viernes, Avenatti había afirmado que Daniels fue “amenazada físicamente para que guardara silencio acerca de lo que sabe sobre Donald Trump”. Sin embargo, se negó a dar más detalles sobre la persona que hizo la amenaza, incluido si fue o no el presidente o no, o alguien cercano a él.

CNN contactó Larry Rose, quien representa a Michael Cohen –el abogado personal de Trump– y a Jill Martin –abogada de la Organización Trump relacionada con los asuntos legales respecto a las afirmaciones de Daniels–. La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, sostuvo en la reunión informativa de este viernes que ella no tiene “conocimiento de esa situación” y remitió a los periodistas a los abogados personales de Trump.

<> on March 9, 2018 in Miami, Florida.

Avenatti le reiteró este viernes a Tapper que el público sabría más detalles por parte de Daniels durante la entrevista que se emitirá en el programa “60 Minutes” de la cadenas CBS, a finales de este mes.

“Creo que cuando los estadounidenses escuchen de parte de mi cliente, quien proporcionará detalles –detalles muy específicos relacionados con esta amenaza–, concluirán, como lo he hecho yo, que esta no era una amenaza al azar salida de la nada”, le dijo el abogado a Tapper.

Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, presentó la semana pasada una demanda contra el presidente Trump por un acuerdo de confidencialidad que, según ella, no tiene validez. Justo antes de las elecciones presidenciales de 2016, el convenio se firmó con el abogado personal de Trump, Michael Cohen, quien le pagó a Daniels 130.000 dólares para que guardara silencio sobre el supuesto romance que ella tuvo con el hoy mandatario en 2006.

Tanto Cohen como la Casa Blanca han negado las acusaciones de una aventura entre Daniels y Trump.

La demanda también acusa a Cohen de intentar recientemente seguir con sus esfuerzos para silenciar a Daniels, incluyendo el inicio de un procedimiento de arbitraje contra la actriz porno en febrero pasado.

Fuente: Cnnenespanol.com