(CNN) – Según los informes, una compañía ballenera comercial islandesa ha matado a una ballena azul, una especie en peligro de extinción y el animal más grande conocido en la actualidad, lo que provocó la indignación de los conservacionistas.

MIRA: Cazadores japoneses matan a más de 120 ballenas minke preñadas

La compañía Hvalur hf mató y masacró a una ballena azul el sábado pasado en su estación ballenera en Hvalfjordur, Islandia, según Sea Shepherd, una organización anticaza de ballenas.

La última captura deliberada registrada fue en 1978, hace 40 años, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Las fotos muestran a las tripulaciones vestidas de color naranja limpian con agua a la enorme ballena y examinan su cadáver. CNN se ha comunicado con Hvalur hf para confirmar la muerte pero aún no ha recibido una respuesta.

Con una longitud de 30 metros y un peso de hasta 200 toneladas, las ballenas azules están protegidas internacionalmente y rara vez son cazadas. Incluso los países que practican la caza de ballenas, como Japón y Noruega, normalmente cazan especies distintas de las ballenas azules.

Las fotos, tomadas por voluntarios de Sea Shepherd que monitorean la estación Hvalur hf, muestran suficientes detalles para identificar a la especie, dijo Adam A. Pack, investigador y profesor de biología de la Universidad de Hawai en Hilo.

“En mi opinión, parece que esta es probablemente una ballena azul (mira) la forma en que se engancha la aleta dorsal, las aletas pectorales puntiagudas y el tamaño del animal”, dijo Pack.

Aunque ha habido cierta especulación de que la ballena en la foto puede ser un híbrido de ballena azuly ballena de aleta, Pack señaló que no tiene la coloración distintiva del labio blanco que es característica en las ballenas de aleta. Además, el moteado en el flanco de la ballena, un identificador similar a las huellas dactilares, se parece al de una ballena azul, dijo.

Fue cazada casi hasta extinguirla

Aunque los conservacionistas y las organizaciones han luchado durante mucho tiempo contra la práctica de la caza de ballenas, este asesinato es un golpe particularmente fuerte debido a la rareza y el estado de protección de la ballena azul.

Las ballenas azules han sido protegidas en todo el mundo por la Comisión Ballenera Internacional desde la década de 1960, después de décadas de lo que Pack llama “explotación sin control”.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), las ballenas azules casi fueron aniquiladas por las flotas balleneras antes de que se crearan las regulaciones. Una asombrosa cantidad de 360.000 ballenas azules fueron asesinadas en el siglo XX en aguas antárticas solamente.

Las regulaciones pueden haber evitado la extinción, pero las ballenas azules todavía están muy lejos de la recuperación, con una población mundial estimada de 10.000 a 25.000.

Aunque apoya estas nuevas protecciones, Pack las compara con un grano de sal.

“La IWC es tan buena como las naciones que se han suscrito”, dijo. “Hay naciones como Japón que cazan ballenas minke a pesar de las presiones de EE.UU. y otros países. No es necesariamente sorprendente que individuos de algunas naciones como Islandia puedan dedicarse a la caza de ballenas”.

Japón recientemente enfrentó su propia controversia sobre la caza de ballenas cuando un informe de IWC reveló que el país había matado a 122 ballenas minke preñadas en nombre de la investigación científica durante un período de tres meses.

“Desde una perspectiva de investigación, todo lo que necesitamos aprender sobre estas ballenas se puede tomar desde un enfoque no letal en este momento”, dijo Pack. “Matar a un animal con fines de investigación es un argumento delicado. Matar a las ballenas azules para sustento también es un argumento bastante pobre, dado que hay alternativas”.

“Ahora estamos en 2018”, agregó. “No hay razón para cazar cetáceos, incluidas las ballenas”.

Fuente: Cnnenespanol.com