(CNN) – Los habitantes de Denver podrían “volar” a niveles muy altos.

Un grupo ha recogido cerca de 9.500 firmas para obtener en mayo una medida que despenalizaría los hongos psicodélicos en Denver.

El lunes se enviaron peticiones a la División de Elecciones de la ciudad y el condado de Denver para que la medida aparezca en la próxima votación, y la división tiene 25 días para revisarla.

MIRA: El increíble poder de los hongos para crear medicinas y combatir la contaminación

Si bien la División de Elecciones de Denver aún debe verificar las firmas, es seguro que surgirá un debate.

“Queremos que las personas se mantengan fuera de la prisión, las familias se mantengan juntas”, dijo Kevin Matthews, director de campaña de Decriminalize Denver. “Esa fue la principal motivación para esto”.

Es importante tener en cuenta que la medida no legalizaría el uso o la venta de hongos mágicos en la capital de Colorado, sino que consideraría la posesión de la droga como la prioridad más baja de las fuerzas del orden público.

Según la ley federal, los hongos psicodélicos se clasifican como medicamentos de la Lista I, al igual que la heroína o el LSD. Esto significa que no tienen un uso médico aceptado y un alto potencial de abuso.

LEE: Estos hongos podrían resolver la crisis por plásticos en el mundo, según científicos

El Departamento de Policía de Denver no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Matthews dice que quiere educar a las personas sobre los efectos de los hongos mágicos y eliminar los malentendidos sobre su uso y propósito.

El grupo afirma que la psilocibina, un hongo que crece en la naturaleza, puede reducir el estrés psicológico, el consumo de opiáceos y no producir adicción.

La Cámara de Comercio de Denver aún no se ha pronunciado al respecto.

Se está llevando a cabo un esfuerzo similar para despenalizar los hongos psicodélicos en Oregon, donde los defensores están tratando de incluir el tema en las elecciones de 2020.

“A medida que la cantidad de investigaciones con psilocibina aumenta en todo el mundo y cada vez más personas escuchan sobre su importante potencial terapéutico, es natural que cada vez más personas sientan curiosidad por él”, dijo Amanda Feilding, fundadora y directora de Beckley Foundation, un centro de investigación en drogas con sede en el Reino Unido, dijo en un correo electrónico el miércoles. El doctor George Greer, presidente del Heffter Research Institute de Santa Fe, Nuevo México, es una organización sin ánimo de lucro que promueve el estudio de los alucinógenos y compuestos relacionados en la ciencia.

MIRA: ¿La medicina ha subestimado el poder curativo de los hongos?

Hasta ahora, investigaciones publicadas han demostrado que la psilocibina puede ayudar a reducir la depresión y la ansiedad de los pacientes con cáncer y ayudar a las adicciones de alcohol, tabaquismo y trastorno obsesivo compulsivo.

Aún así, “el problema con el hongo cuando se usa para el tratamiento es que la dosis puede variar de manera amplia e impredecible”, dijo Greer.

“Además, una pequeña porción de personas tiene antecedentes de episodios psicóticos o maníacos, y la psilocibina podría empeorar esas afecciones o desencadenar una recaída”, dijo. “En la actualidad, solo un puñado de médicos han recibido entrenamiento formal para administrar psilocibina, todos en proyectos de investigación universitaria, y ninguno de ellos está en Colorado ni en Oregón”, dijo Greer.

Agregó que las conversaciones sobre el uso de la psilocibina en medicina difieren de las conversaciones sobre la legalización de la sustancia.

“Nada de esto debe interpretarse como que Heffter o los investigadores de la psilocibina creen que las personas deberían o no deberían ser penalizadas por tener setas de psilocibina”, dijo. El instituto no toma posiciones en asuntos políticos y los investigadores tienen sus preferencias personales.

Fuente: Cnnenespanol.com