(CNN) – El comisionado de la policía de Filadelfia, Richard Ross, defendió a los policías que arrestaron a dos hombres en un Starbucks y que aparecen en un video que se hizo viral. 

El video, que ha sumado millones de reproducciones desde que fue publicado en Twitter el jueves, muestra a policías de Filadelfia mientras arrestan a dos hombres afroestadounidenses en un local de Starbucks.

Melissa DePino, quien publicó el video, escribió: “Llamaron a la policía porque estos hombres no habían ordenado nada. Estaban esperando a que llegara un amigo, quien llegó mientras a ellos se los llevaban esposados por nada”.

En el video se ve a un hombre diciéndole a un policía que se había quedado de ver con los dos hombres en el lugar y preguntando qué hicieron para que la policía tuviera que acudir.

Fuera de cámara se escucha a otras personas diciendo: “Ellos no hicieron nada”.

Ross dijo el sábado que sus agentes “no hicieron absolutamente nada malo”.

El comisionado de policía dio una declaración a través de Facebook Live en la que explica que los empleados del Starbucks llamaron al número de emergencia 911 para hacer una denuncia por allanamiento.

Los empleados les dijeron a los policías que los dos hombres querían usar el baño pero que se les dijo que las instalaciones eran solo para clientes. Los empleados les pidieron a los hombres que se marcharan, pero ellos se negaron, dijo Ross.

Cuando los policías pidieron a los hombres que se fueran y estos se negaron, fueron arrestados “sin incidentes”, dijo Ross.

Los hombres fueron llevados a una estación de policía y luego liberados porque Starbucks no presentó cargos.

Ross, quien es negro, se refirió a su propia experiencia para defender su postura: “Como un hombre afroestadounidense, estoy plenamente consciente de que existe un prejuicio implícito”.

“Estamos comprometidos con una actuación justa e imparcial y no toleraremos nada menos en este departamento”.

En un comunicado en Twitter, Starbucks se disculpó con las dos personas involucradas y sus clientes.

“Tomamos estos asuntos con seriedad y claramente tenemos más trabajo que hacer cuando se trata de cómo manejamos incidentes en nuestras tiendas”, dice el comunicado.

El alcalde de Filadelfia, Jim Kenney, dijo que la disculpa de Starbucks “no es suficiente”.

“Starbucks debería ser un lugar en el que todos son tratados de la misma forma, sin importar el color de su piel”, dijo Kenney.

Fuente: Cnnenespanol.com