Sus dueños cuentan que cuando el cachorro vio en un parque la patineta de un niño que se había despistado, simplemente se montó y se deslizó cuesta abajo.

Desde entonces ha perfeccionado la técnica y es claramente lo que más le gusta hacer en el mundo.

Así, sobre ruedas, es como Eroc el bulldog intentó entrar en el edificio de la BBC en Londres.

Y casi lo consigue.

Fuente: bbcmundo.com