Theresa MayDerechos de autor de la imagen PA
Image caption Theresa May expuso lo que llamó 12 puntos de negociación para la salida de Reino Unido de la UE.

La primera ministra británica, Theresa May, expuso sus planes para la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

En un esperado discurso en Londres, May declaró que el país no conservará “porciones de su membresía” a la organización una vez que salga de ésta.

La mandataria señaló que tiene un plan de 12 puntos -12 objetivos de negociación– con los que el país cumplirá con el mandato del referendo, realizado el año pasado, en el que los británicos votaron para salir de la Unión.

En uno de los puntos más esperados, sobre si Reino Unido continuará formando parte del mercado único europeo, May confirmó que no será así.

Declaró que permanecer en este mercado significaría aceptar las regulaciones europeas sin tener voz en el establecimiento de éstas.

Pero prometió “presionar para el mayor acceso posible” a este mercado después del Brexit.

Asimismo la mandataria afirmó que una participación total en la unión de las aduanas europeas evitaría que Reino Unido negocie sus propios acuerdos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Muchos se preguntan si la salida de Reino Unido de la UE será el fin de la Unión.

Sobre el comercio con la UE, May explicó que deseaba un acuerdo comercial exento de aranceles con la UE.

Y agregó que el país no aceptará la jurisdicción de la Corte Europea de Justicia.

May confirmó que el plan para el llamado Brexit, será puesto a votación del Parlamento una vez que éste sea acordado.

“Pondremos la conservación de nuestra preciosa Unión en todo lo que hagamos”, dijo May.

E indicó que el acuerdo que el país intenta será un “gran acuerdo tanto en el exterior y un gran acuerdo en el interior del país”.

Este es “un gran momento para el cambio nacional”, declaró.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption May señaló que las negociaciones con los socios europeos serán duras.

Entre los 12 puntos de negociación de May explicó están:

  • Mantener un “área común para viajar” entre Reino Unido y la República de Irlanda
  • Comercio libre de aranceles con la UE
  • Un acuerdo sobre aduanas con la UE
  • Una continuación “práctica” de los acuerdos para compartir inteligencia e información policíaca
  • El “control” de los derechos de inmigración para los ciudadanos de la UE en Reino Unido y los de Reino UNido en la UE

Análisis – Laura Kuenssberg

Editora de asuntos políticos de la BBC

Esencialmente, les ha tomado a los ministros más de seis meses dilucidar lo que realmente quieren hacer.

Y parte del problema ha sido que no todos están de acuerdo.

Ahora, tal como lo describe uno de los del bando de “euroescépticos” (los que siempre se opusieron a la UE), la primera ministra hizo su discurso y “la gente como yo no se sentirá indignada con éste”.

Esto no quiere decir que May de pronto haya decidido qué es lo que verdaderamente quiere.

De hecho, se le ha acusado de vacilar y retrasar, de falta de visión y de la capacidad para tomar decisiones rápidas.

Quienes la defienden sugieren que ha estado haciendo algo más: ha estado siguiendo la vieja técnica de “la ambigüedad constructiva”.

Y ahora, ya está: el mensaje simple y claro de Theresa May es que “estamos afuera”.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Los británicos votaron por el Brexit en 2016.

La primera ministra señaló que las negociaciones con los socios europeos serán duras pero que habrá un “dar y recibir” y que los compromisos tendrán que ser acordados.

Al explicar por qué Reino Unido había decidido dejar la Unión Europea, May dijo que las tradiciones políticas son diferentes, sin una constitución escrita y con poca experiencia con gobiernos de coalición.

Pero afirmó que deseaba lo mejor para la UE y que no era su intención que la Unión se deshaga.

Theresa May señaló que desea que Reino Unido sea un “verdadero país global” y que desea que el país siga siendo el mejor amigo y vecino de los socios europeos, pero también un país que ve más allá de las fronteras de Europa.

May finalizó su discurso refiriéndose a la “oportunidad para construir un Reino Unido verdaderamente global” e indicó que el país dejaría la Unión Europea, pero no dejaría a Europa.

Fuente: bbcmundo.com