Trabajadores colocan protecciones de madera para proteger una casa en Ponte Vedra Beach, FloridaImage copyright AP
Image caption Las autoridades han alertado a los residentes de Florida sobre el riesgo de sufrir daños catastróficos por causa de Matthew.

Con vientos que alcanzan los 205 kilómetros por hora, el huracán Matthew se fortalece y ha vuelto a alcanzar la categoría 4 mientras se acerca amenazante a la costa este de Florida.

Matthew avanza golpeando las Bahamas a una velocidad de unos 22 kilómetros por hora, después de haber causado destrozos el martes y miércoles en Cuba y Haití.

En este último país, la poderosa tormenta podría haber causado la muerte de hasta 100 personas.

En torno a 1,5 millones de personas han recibido instrucciones de evacuar sus casas en Florida.

El gobernador de ese estado, Rick Scott, dijo que los daños pueden ser catastróficos y recordó que quienes residen en las zonas de evacuación a lo largo de la costa deben irse inmediatamente.

“Deben irse. Evacúen, evacúen, evacúen”, dijo.

“Si dudan sobre evacuar solo piensen en todas las personas a las que la tormenta ya ha matado. Ustedes y su familia podrían ser parte de esas cifras si no se toman esto en serio”, añadió.

Image copyright AP
Image caption En muchas partes de Florida se han formado largas colas en las estaciones de servicio para abastecerse de gasolina.

Se estima que Matthew golpee Florida en la tarde y noche de este jueves con vientos incluso un poco más fuertes que los actuales.

Las autoridades han advertido a los habitantes de ese estado que se preparen para recibir un “impacto directo” y han destacado que es posible que ocurran masivos cortes de luz e inundaciones.

Image copyright Getty Images
Image caption Florida se prepara para recibir al que podría ser el primer huracàn de categoría cuatro en golpear Estados Unidos en 12 años.

Desde tempranas horas de la mañana, muchos ciudadanos han acudido a los comercios para hacer las compras de última hora y abastecerse de los insumos que requerirán para hacer frente a los efectos de Matthew.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) advirtió que en algunas partes de la costa de Florida, las aguas podrían elevarse hasta en 2,7 metros debido a la marejada causada por el efecto de los fuertes vientos de la tormenta.

Fuente: bbcmundo.com