(CNN) – Roseanne Barr culpó al medicamento de ayuda para dormir Ambien por una serie de tuits racistas que dieron como resultado que ABC cancelara su serie ‘Roseanne’ el martes.

Barr tuiteó: “Chicos, hice algo imperdonable así que no me defiendan. Eran las 2 de la mañana y estaba tuiteando bajo los efectos de Ambien”.

En otro tuit, Barr se repitió y dijo que ella había “he hecho cosas raras mientras estaba bajo los efectos de Ambien: estrellar huevos en la pared a las 2 de la madrugada, etc.”

LEE: Así se gestó el despido de Roseanne Barr de ABC

Ashleigh Koss, la portavoz en América del Norte de Sanofi, el fabricante de Ambien, dijo en una declaración escrita el miércoles: “Si bien todos los tratamientos farmacéuticos tienen efectos secundarios, el racismo no es un efecto secundario conocido de ningún medicamento de Sanofi”.

El reclamo generó preguntas y reacciones negativas en las redes sociales, y una guionista y corresponsal del programa de televisión “Full Frontal with Samantha Bee” dijo: “Ambien te hace racista. No es de extrañar que algunos de ustedes no puedan despertarse”.

En cuanto a si Ambien podría ser el culpable de las acciones de Barr, la doctora Nancy Collop, directora médica del Centro del Sueño Emory, escribió en un correo electrónico: “Realmente no lo creo”.

“Escribir un tuit coherente no es lo que generalmente se ve” durante el comportamiento anormal del sueño, dijo. Por el contrario, los tipos de movimientos que esperaría ver, como caminar o comer durante el sueño, “no requieren mucho pensamiento”.

“No diría que es imposible, pero creo que su historial de comentarios racistas anteriores sugiere que se tomaron decisiones conscientes… no relacionadas con el uso de un medicamento”, dijo Collop.

Otra investigadora del sueño dijo que se encontró con algunos pacientes que enviaron mensajes de texto mientras dormían. Estos pacientes “pueden enviar cosas que no tienen sentido”, escribió la doctora Rachel Salas, profesora asociada de neurología en la división de medicina del sueño en Johns Hopkins Medicine, en un correo electrónico. “Pero algunos han enviado textos coherentes sin recordarlo”.

“Ambien no induce a ‘tuits racistas'”, agregó, “pero es posible que la gente pueda enviar mensajes de texto o tuitear mientras está bajo sus efectos y no lo recuerde”.

“Mi consejo para las personas es no dormir con su teléfono o aparatos electrónicos cerca de su cama cuando están en modo de suspensión y poner una contraseña en su teléfono para que sea más difícil enviar mensajes de texto, tuits o hacer compras”.

Roseanne Barr, en una imagen de archivo

¿Una pastilla difícil de tragar?

Varias celebridades han afirmado que Ambien contribuyó a su comportamiento extraño, incluidos los actores John Stamos y Charlie Sheen, quien tuiteó: “¡Adiós Roseanne! Hasta luego, hashtag NO ganador“.

La droga también ha sido usada como una defensa controvertida en muchos casos legales.

MIRA: ABC cancela “Roseanne” por comentarios racistas de la protagonista

En 2010, un hombre acusado de interrumpir un vuelo transatlántico al afirmar que portaba explosivos también dijo al agente de seguridad a bordo que había tomado Ambien, según documentos judiciales. Los médicos dijeron en ese momento que era muy poco probable que la droga fuera la causa.

“En una persona que experimenta una excitación confusional debido a Ambien, tú no esperarías escuchar comentarios de esa persona que parezcan encajar en el contexto del entorno en el que se encuentra”, dijo el doctor Michel Cramer Bornemann, investigador principal de Forenses del Sueño Asociados. “En este caso, un hombre a bordo de un avión está hablando de pasaportes falsos, bombas, dinamita y voladura de un avión. Esto parece, a primera vista, inconsistente con lo que sabemos de los efectos secundarios de Ambien”.

Qué es Ambien: ¿pudo ser responsable del comportamiento de Barr?

Ambien, también conocido por el nombre genérico de zolpidem, es un medicamento de venta con receta utilizado para tratar el insomnio que fue aprobado en 1992 por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, en inglés). Pertenece a una clase de medicamentos llamados sedantes-hipnóticos.

El medicamento tiene una serie de efectos secundarios que incluyen “cambios de comportamiento y pensamiento anormales”, que pueden tomar la forma de “disminución de la inhibición”, como la agresividad y la extraversión que parecen “fuera de carácter”, según la información que viene con el medicamento. También se han informado alucinaciones, que se presentan en menos del 1% de los adultos en ensayos controlados de insomnio.

Los investigadores han encontrado altos niveles de zolpidem en la sangre de algunos pacientes a la mañana siguiente a la dosis, tanto así que podría afectar sus habilidades cognitivas y de conducción. Esto llevó a la FDA a reducir las dosis recomendadas para ciertas personas en 2013.

Ha habido informes de “comportamientos complejos”: cocinar y comer alimentos, hacer llamadas telefónicas, tener relaciones sexuales y conducir. Según los expertos, el riesgo de estos comportamientos puede aumentar con dosis más altas y en combinación con alcohol u otras drogas.

Aún así, estos comportamientos “no son ‘comunes'”, dijo Collop. Pero incluso si menos del 1% de los pacientes experimentan estos síntomas, agregó, eso se sumaría a muchas personas, dada la frecuencia con que se administra el medicamento.

MIRA: Esta es la medicina natural contra el insomnio

Estos comportamientos “han sido reportados en pacientes que no están completamente despiertos después de tomar un sedante-hipnótico”, dicen los documentos de información del medicamento. “Los pacientes generalmente no recuerdan estos eventos.

“Rara vez se puede determinar con certeza si un caso particular de los comportamientos anormales enumerados anteriormente es inducido por la medicina, de origen espontáneo o como resultado de un trastorno psiquiátrico o físico subyacente. Sin embargo, la aparición de cualquier signo conductual nuevo o síntoma de preocupación requiere una evaluación cuidadosa e inmediata “.

El tuit del martes de Barr, en el que dijo que Valerie Jarrett, exasistente del presidente Obama, era el “bebé” de la “Hermandad Musulmana y el Planeta de los Simios”, no fue visto como una excepción. Los críticos dicen que hizo comentarios objetables y difundió teorías de conspiración antes, incluida una teoría marginal sobre cómo Trump ha “liberado tantos niños cautivos de los proxenetas en todo el mundo”.

– Mark Lieber, Madison Park, Val Willingham y Lisa Respers France, de CNN, contribuyeron a este reporte.

Fuente: Cnnenespanol.com