(CNN) – Dos secretarios del gobierno mexicano visitarán Washington la próxima semana para mantener conversaciones con altos funcionarios de la administración Trump, un posible gesto del presidente de Estados Unidos entrante para reparar la difícil relación que ha provocado con el vecino de Estados Unidos.

Se espera que el canciller Luis Videgaray, que ha dirigido las conversaciones entre el gobierno mexicano y el equipo de transición de Trump, y el ministro de Economía Ildefonso Guajardo estarán en Washington el próximo jueves y viernes, según un comunicado del gobierno mexicano.

Se espera que se reúnan con varios altos funcionarios de la Casa Blanca, incluyendo el jefe de gabinete Reince Priebus, el yerno de Trump, Jared Kushner, y el asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn. Serán los primeros altos funcionarios extranjeros que visiten Washington después de que Trump asuma el cargo.

Cuestiones de seguridad, migración y económicas, incluyendo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, se espera que estén en la agenda.

El presidente Enrique Peña Nieto designó a Videgaray, uno de sus hombres de mayor confianza, como canciller a principios de este mes para impulsar las relaciones con el equipo de Trump. Videgaray fue obligado a renunciar como ministro de Finanzas en septiembre después de la organización de la visita de Trump a la Ciudad de México, ampliamente criticada entre la opinión pública mexicana.

“Con el cambio de gobierno en los Estados Unidos el 20 de enero, las instrucciones para el secretario Videgaray son acelerar el diálogo y los contactos para que desde el primer día se puedan establecer las bases para la construcción de una relación de trabajo constructiva”, dijo Peña Nieto en un discurso televisado a la nación. “Debe haber una relación que nos permita fortalecer lao vínculos bilaterales en materia de seguridad, inmigración, comercio e inversión”.

México se prepara para posibles órdenes ejecutivas de Trump relacionadas con el controvertido muro que el presidente entrante ha prometido construir en la frontera entre Estados Unidos y México para impedir la entrada de inmigrantes indocumentados.

“Si eso sucede, obviamente, el gobierno mexicano tendría algo que decir”, dijo una fuente diplomática. “Sin embargo, la visita es una buena primera oportunidad para hablar sobre el camino a seguir”.

Trump dijo el día 11 de enero que negociaciones sobre el muro comenzarían “inmediatamente” después de asumir el cargo.

Videgaray dijo a la televisión mexicana poco después de ser nombrado que “de ninguna manera” México va a pagar el muro. En una reunión de embajadores de México, se comprometió a negociar con “dignidad e inteligencia” para defender los intereses de México en las conversaciones con Estados Unidos.

Fuente: Cnnenespanol.com