(CNNMoney) – La cima de la riqueza en China tiene una nueva cara.

El magnate de bienes raíces Xu Jiayin, fundador de la compañía China Evergrande, es ahora el hombre más rico del país: su fortuna ascendió a los 43.000 millones de dólares, según la lista Hurun China Rich, que clasifica a los multimillonarios del país.

Xu, conocido como Hui Ka Yan, destronó al también magnate de bienes raíces y del entretenimiento Wang Jianlin en el famoso ranking. Wang, propietario de Dalian Wanda, cayó al quinto puesto luego de que su riqueza se redujera casi un 30%.

Mientras, Evergrande ha visto crecer su valor neto en un sorprendente 272% durante el último año. Xu posee más del 70% de la compañía, que también tuvo un importante aumento en la ganancia de sus acciones: más de un 450% desde principios de 2017.

Este año, la empresa recibió el impulso de un intenso mercado inmobiliario en el país, donde los precios continúan aumentando pese a los esfuerzos del gobierno por congelarlos.

Sin embargo, el negocio de Evergrande está construido sobre una importante deuda: casi 50.000 millones de dólares a finales de 2016.Una situación que despierta dudas acerca de si podrá sostener su crecimiento. En su informe publicado hace unos meses, la calificadora Fitch advirtió que los altos intereses de la compañía, así como los pagos a los accionistas, evitarían que pueda reducir significativamente su deuda.

Pero Xu no es el único magnate de bienes raíces beneficiado con el auge inmobiliario de 2017. Yang Huiyan, la heredera de 36 años de la firma Country Garden y la mujer más rica de China, vio a su fortuna triplicarse y alcanzar los 24.000 millones de dólares. Ahora está en el cuarto lugar de la lista Hurun China Rich.

Sin embargo, esta clasificación no representa buenas noticias para todos. De hecho a la compañía Dalian Wanda, de Wang Jianlin, podría bajarle un poco los humos. Aunque Wang es una de las caras más reconocidas de China en cuanto a la riqueza, el valor neto de su empresa está en los 23.000 millones de dólares, según la lista.

Wang consiguió su dinero inicialmente en el el área de bienes raíces, antes de expandir su imperio internacionalmente. Y lo quiso incluir todo: desde la cadena de cine AMC Entertainment, pasando por el estudio de Hollywood Legendary Entertainment hasta una apuesta por el fútbol español con el club Atlético de Madrid.

Sin embargo, el negocio del magnate en el extranjero se frenó este año cuando el gobierno chino tomó medidas estrictas contra el efectivo que salía del país. Supuestamente, la orden para los bancos estatales fue que debían dejar de financiar las transacciones internacionales de Wanda.

Wang, quien alguna vez juró destrozar a Disney en China, se vio forzado a vender el parque temático de Wanda a principios de este año por 9.300 millones de dólares, para poder reducir la carga de la deuda en la compañía.

Por su parte, la industria china de la tecnología –también en auge– estuvo muy bien representada en la cima de la lista Hurun.

Pony Ma, fundador del gigante de las redes sociales Tencent, escaló al segundo lugar. Su riqueza aumentó más del 50%, llegando a los 37.000 millones de dólares, gracias al alza en el precio de las acciones de su compañía.

El fundador de Alibaba, Jack Ma, cayó un lugar: quedó en la tercera posición. Acumula una fortuna que está en los 30.000 millones de dólares, después de que disminuyera su participación en la lucrativa filial de Alibaba, Ant Financial.

Los cofundadores del motor de búsqueda chino Baidu y del fabricante de automóviles eléctrico Geely también entraron en el top 10.

Fuente: Cnnenespanol.com