(CNN) – El presidente Donald Trump está proponiendo darles a los 1,8 millones de jóvenes inmigrantes indocumentados un camino a la ciudadanía a cambio de la aprobación de 25.000 millones de dólares para su muro fronterizo prometido y una serie de otros recortes de inmigración estrictos, según un marco propuesto el jueves.

Los lineamientos del acuerdo fueron descritos por un funcionario de la Casa Blanca para el personal en el Capitolio al que CNN tuvo acceso el jueves por la tarde.

En lo que el funcionario de la Casa Blanca calificó como una “concesión dramática”, Trump aceptaría un camino hacia la ciudadanía no solo para aquellos originalmente elegibles para DACA, sino para una población más amplia, sumando hasta 1,8 millones de personas, dijo el funcionario.

A cambio, a la Casa Blanca le gustaría ver una inversión de 25.000 millones de dólares en un fondo para infraestructura y tecnología fronteriza, así como más fondos para el personal en ese rubro y el fin de la migración familiar más allá de los cónyuges e hijos menores. La lotería de visas de diversidad también sería abolida, y esas visas funcionarán debido a la acumulación de personas que ya están esperando visas familiares y tarjetas de residencia de inmigración altamente calificadas.

En lo que puede terminar siendo la parte más polémica de la propuesta, la Casa Blanca también está definiendo como seguridad fronteriza el cierre de los “vacíos legales” que le permitirán deportar a más inmigrantes, lo que probablemente incluiría cambios en la autoridad de inmigración, algo que sería virtualmente imposible de admitir para los demócratas.

El funcionario de la Casa Blanca presentó el plan como una “posición de compromiso” que cree que obtendría 60 votos en el Senado, un punto que el funcionario subrayó varias veces, y luego podría ser “enviado a la Cámara para mejoras y modificaciones adicionales”. “

“(El proyecto de ley) incluye algunas disposiciones extremadamente generosas que deberían hacer que el apoyo de los demócratas llegue a 60 votos”, dijo el funcionario, refiriéndose al generoso camino hacia la ciudadanía. “Ciertamente, cualquier demócrata que sea serio sobre las prioridades que dicen que tienen… debería ser imposible de imponer esta medida si es una creencia sincera”.

El congresista demócrata “25.000 millones de dólares como rescate para los dreamers con recortes a la inmigración legal y aumentos a las deportaciones no pasa la prueba de la risa”.

“Sería mucho más barato erigir una estatua de concreto de 15 metros de un dedo medio y apuntarla hacia América Latina, porque tanto un muro como la estatua serían igualmente ofensivos e igualmente inefectivos y ambos expresarían la profunda sospecha de Trump sobre los latinos”, dijo.

“No se puede confiar en que el presidente cumpla con su palabra o mantenga su posición durante más de un par de horas y cada vez que los intransigentes sobre inmigración dentro y fuera de la Casa Blanca modifiquen su posición, nos alejamos de un acuerdo para cumplir con la voluntad de los estadounidenses de darles a los dreamers una manera de vivir aquí legalmente”.

Fuente: Cnnenespanol.com