(CNN) – Mirai Nagasu logró que su salto triple axel se viera elegante y sin esfuerzo.

Pero, con el aterrizaje de una de las piruetas más desafiantes en el patinaje artístico, logró una hazaña que la convirtió en la primera patinadora estadounidense en alcanzar el axel triple durante los Juegos Olímpicos de PyeongChang.

La atleta estadounidense Mirai Nagasu compite en el equipo de patinaje artístico de los Juegos de Invierno 2018 Pyeongchang, en el Gangneung Ice Arena. (Crédito: ARIS MESSINIS/AFP/Getty Images)

Al final de su rutina, Nagasu alzó victoriosa sus manos en el aire, mientras una sonrisa brillante y euforica se extendía por su rostro.

Además, Nagasu es apenas la tercer mujer en completar con éxito este salto en las Olimpiadas. Las otras dos fueron las japonesas Midori Ito y Mao Asada.

¡¡¡¡AXEL TRIPLE!!!! @mirai_nagasu se convierte en la primera mujer estadounidense en lograr un axel triple en los #OlímpicosDeInvierno #VamosEquipoEEUU

¿Por qué este salto es tan impresionante?

El axel es considerada una figura difícil porque es el único salto en el que el patinador se lanza al aire mirando hacia adelante. Un triple axel requiere tres rotaciones y media antes del aterrizaje.

Fue inventado en 1882 por un hombre llamado Axel Paulsen. Pero él sólo logró hacer un axel sencillo: tendrían que pasar casi 90 años para que un hombre ejecutara con éxito uno triple. Y sólo hasta 1991, una mujer estadounidense completó la figura. Fue Tonya Harding en el campeonato estadounidense de 1991.

La dificultad radica en que vas por el hielo a toda velocidad y de repente te deslizas fuera del borde de la cuchilla. El patín se mueve perpendicularmente, lo que te obliga a dejar de moverte hacia adelante. Entonces, todo ese impulso te lanza al aire, en lugar de seguir cruzando el hielo.

Más de 226,7 kilogramos de fuerza bajan al patín durante el aterrizaje.(Crédito: Kyodo News via Getty Images)

Pero hay más: mientras estás “volando” giras tu cuerpo alrededor de tres rotaciones y media en menos de un segundo, lo que, de acuerdo a algunos estudios universitarios, es más de 300 revoluciones por minuto.

Y por último, aterrizas en el pie que no usaste para saltar. Sin mencionar que vienes con una fuerza inmensa: más de cuatro veces tu peso corporal. Así que una patinadora de 56 kilos aproximadamente sentiría el impacto de más de 226,7 kilos de fuerza sobre la cuchilla de 0,6 centímetros.

Un camino difícil a los Olímpicos

En septiembre pasado, la joven patinadora de 24 años de Arcadia (California) también fue la tercera mujer de Estados Unidos en completar dicho salto durante una competencia y ahora lo hizo en los Olímpicos. Tonya Harding lo hizo en 1991, al igual que Kimmie Meissner en 2005.

¡DIOS MÍO! ¿Viste esa presentación de @mirai_nagasu? Eso le dio un puntaje de 137,53

Nagasu terminó con un puntaje general de 137,53 –el segundo mejor en patinaje libre femenino–, que ayudó al equipo estadounidense a ganar el bronce durante el evento de equipos en patinaje artístico.

Después de ese logro, la atleta expresó: “Sabía en mi corazón que este día llegaría”. “

Estos son los segundos Olímpicos en los que Nagasu participa. Compitió en los Olímpicos de 2010 en Vancouver, donde terminó en la cuarta posición.

Después, trató de regresar a las Olimpiadas de 2014 en Sochi, pero no fue seleccionada por el equipo de Estados Unidos, en lo que fue una decisión polémica. Nagasu había terminado tercera en el Campeonato de Patinaje Artístico de 2014, pero no fue considerada: en su lugar estuvo la atleta Ashley Wagner, que, teniendo el cuarto lugar, se creía que contaba un currículum internacional más sólido.

Así que Nagasu tuvo que dejar ir los juegos de Sochi. El patinador estadounidense Adam Rippon, quien también es compañero de la atleta, recordó la decepción de ese año durante una entrevista con la cadena NBC.

Después de que los amigos no fueron seleccionados para los Olímpicos de ese momento, Rippon y Nagasu compraron unas hamburguesas In-N-Out para llevar y se las comieron en el techo de la casa de ella.

“Estábamos comiendo hamburguesas In-N-Out porque nos sentíamos tan decepcionados de no poder estar en los Juegos Olímpicos”, explicó Rippon.

Pero los dos patinadores artísticos estaban resueltos a seguir.

Nagasu se dedicó al triple axel. En enero pasado, logró el segundo lugar en el Campeonato de Patinaje Artístico de Estados Unidos y pudo hacer su retorno triunfal a las Olimpiadas, convirtiéndose en la primera mujer de su país en regresar al evento después de perderse una edición, según lo registró el equipo estadounidense.

“Hola mundo,
Esto es lo que he estado haciendo.
Con Amor,
Mirai”

Hasta ahora, estas Olimpiadas han resultado ser una historia completamente diferente para Rippon y Nagasu, quienes comparten habitación en los juegos de PyeongChang.

“Esta noche, las Olimpiadas son realmente mágicas”, le señaló Rippon a NBC. “Nos dimos un abrazo y le dije, ‘Mirai, ¡estamos aquí! Lo logramos’”, añadió.

Rippon, quien logró una puntuación de 172,98 en el patinaje libre de equipo, también se ha convertido en un favorito de las redes sociales: su nombre fue tendencia mundial este domingo.

Al menos, esta vez, los dos amigos se llevarán a casa medallas olímpicas en lugar de unas hamburguesas, después del equipo.

Con información de Holly Yan, de CNN.

Fuente: Cnnenespanol.com