(CNN) – Al trasladar a niños estadounidenses a la tierra de sus antepasados las cosas se ponen difíciles. No hablan el idioma no les gusta la comida. Al parecer, los pandas nacidos en Estados Unidos tienen sensaciones similares acerca de su tierra de origen.

Pandas gemelos nacidos y criados en Atlanta están teniendo dificultades para adaptarse a su nuevo entorno en China, según un periódico chino.

Mei Mei Lun y Huan, de 3 años, no entienden las órdenes de los entrenadores y prefieren galletas estadounidenses a sus nuevas opciones de comida, dijo el People’s Daily, diario oficial del gobernante Partido Comunista.

Los pandas dejaron el zoológico de Atlanta para trasladarse a la Base de Investigación de Cría de Pandas Gigantes Chengdu, el 3 de noviembre de 2016.

El People’s Daily publicó una entrevista con Luo Yunghong, criador en el nuevo hogar de los pandas. Dijo que su mayor preocupación el gusto de Mei Lun y Mei Huan por las galletas estadounidenses con las que crecieron. Los formadores de los pandas han estado mezclando esas galletas con otros alimentos para lograr que los gemelos prueben cosas nuevas.

Los pandas y entrenadores también están luchando contra la barrera del idioma, dijo el diario. Mientras Mei Mei Lun y Huan responden cuando se les llama por sus nombres, hacen oídos sordos a otras órdenes dadas en sichuanese.

Rachel Davis, directora de comunicación del zoológico de Atlanta, dijo a CNN que estas cuestiones de transición son normales y los entrenadores están seguros de que  Mei Lun y Mei Huan se seguirán ajustando a su nuevo entorno. Davis dijo que el Zoológico de Atlanta envió un suministro de 375 libras de bambú y 25 libras de las galletas favoritas de los pandas. Davis también hizo hincapié en que los pandas utilizan otros medios de comunicación con sus entrenadores.

“El idioma no es el único medio que el personal de atención tiene para comunicarse con ellos. También hay una serie de señales de mano que son universales”, dijo Davis.

Fuente: Cnnenespanol.com