(CNN Español) – Diabetes, hipertensión, sobrepeso u obesidad. Estas y otras enfermedades crónicas son las que sufren tres de cada cuatro mexicanos mayores de 18 años que viven en zonas de bajos ingresos, de acuerdo a un reciente estudio realizado por científicos del Instituto Nacional de Salud Pública mexicano.  

El estudio trabajó en espacios de los estados de Hidalgo, Jalisco, Morelos y Yucatán y comprobó que los casos de las enfermedades crónicas siguen en aumento y que aquellos que las padecen no son atendidos de forma adecuada.

Lo que se destaca de la investigación es que esta situación se dé cerca de centros de salud primarios. Una de sus conclusiones es que el sistema de salud mexicano debe priorizar un servicio que incluya “la detección temprana de los factores de riesgo y la prevención de estas enfermedades y sus complicaciones.

El estudio refiere que la diabetes y la hipertensión arterial son la principal causa de mortalidad de adultos en todo el planeta. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, en 2012 representaron el 82% de muertes prematuras, el 68% de muertes en general y tres cuartas partes de las muertes en países con un promedio de ingresos bajos y medios.

Las enfermedades crónicas podrían ser consideradas un serio problema de salud pública en México. Además de lo señalado, el país ocupa el primer lugar en prevalencia entre adultos de diabetes (15,9%), y segundo en obesidad (32,4%).

¿Por qué se da esto en México?

El estudio contextualiza esta situación en México y cita varios factores, a saber: el bajo costo de alimentos procesados con altos contenidos de grasa, sal y azúcar, el aumento del consumo de comida rápida, menos tiempo disponible para cocinar, aumento de publicidad de productos industrializados y reducción de la actividad física en la población urbana.

Asimismo, se sugiere fortalecer el enfoque de los centros de atención primaria hacia la atención a “los principales factores de riesgo como el sobrepeso y la obesidad”. Ello, sumado a la detección temprana y a la prevención es “uno de los mayores desafíos para el sistema de salud mexicano”, concluye.

¿Cómo revertirlo?

Para el reconocido médico Elmer Huerta, el sistema de salud de México y otros países de América Latina carece muchas veces de un alcance comunitario ni busca proyectarse en la comunidad. “Es más fácil esperar a los pacientes en la posta y en el hospital y cuando llegan llegan tarde, complicados, les llaman la atención ‘por qué no vino antes, es un descuidado'”, explica a CNN en Español.

Huerta considera que este nuevo enfoque que deben tener los sistemas de salud, hacia la detección temprana, la prevención y la salud, está pendiente por decisión de las autoridades que prefieren resultados visibles a corto plazo. Y ello, considera, “es el mayor problema”.

“Muchísima gente en posiciones de decisión política no ve con buenos ojos la inversión en este tipo de programas, porque los réditos y frutos demoran 15 o 20 años en aparecer”, señala. “Cuando hay gente que quiere réditos inmediatos, no van a invertir en todo esto, preferirán invertir en hospitales”, agrega el médico peruano, expresidente de la Sociedad Americana de Cáncer.

Fuente: Cnnenespanol.com