Donald Trump prometió “volver a hacer grande y fuerte a Estados Unidos”.

Hillary Clinton cree que ya es una “nación excepcional”.

¿Cómo medir a Estados Unidos frente al resto del mundo en temas claves que son muy importantes para los votantes? Esto fue lo que encontramos.

ECONOMÍA

La economía es el tema central para los electores, según una encuesta realizada por el Pew Research Center en julio pasado. Pero si las altas tasas de desempleo fueron fundamentales en las elecciones del 2008 y del 2012 (6,1% y 7,8%, respectivamente), ese no fue el caso esta vez.

El desempleo de Estados Unidos se mueve alrededor del 4,9%. Es el décimo mejor porcentaje dentro de los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un selecto grupo que incluye a las naciones más ricas del mundo.

Pero si el nivel de desempleo está disminuyendo, la desigualdad en los ingresos está aumentando. Estados Unidos registra un abismal 0.39 Coeficiente de Gini, que mide la desigualdad en la distribución del ingreso. Según esa métrica, un puntaje de 0 significa la perfecta igualdad, en la que todos ganan la misma cantidad de dinero, y un puntaje de 1 significa la perfecta desigualdad, en la que una persona concentra todos los ingresos.

En términos más simples: los ricos de Estados Unidos se están haciendo más ricos y los pobres se están haciendo más pobres.

SALUD

El tema de la atención en salud es fundamental para muchos votantes y eso no es una sorpresa; Estados Unidos invierte más dinero per cápita en atención de salud que cualquier otro país de altos ingresos en el mundo.

En promedio, los estadounidenses gastan 1.810 dólares más por cabeza que los siguientes que más invierten que son los luxemburgueses, más del doble que los canadienses y casi nueve veces más que los mexicanos, según nuestros cálculos basados en la información de la OCDE.

Sin embargo, ese dinero de más no ha significado mejores resultados sanitarios y mejor atención médica. Diversos estudios han mostrado que los estadounidenses tienen una esperanza de vida más corta y una mayor prevalencia de enfermedades crónicas que los ciudadanos de la mayoría de naciones más ricas.

POLÍTICA DE ARMAS

Se estima que cerca de 310 millones de armas están en manos de civiles estadounidenses, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, aunque la Oficina del Censo calcula que actualmente 324 millones de personas son dueñas de armas en ese país.

Estados Unidos tiene más armas per cápita que cualquier otro país del mundo y una de las tasas más altas de muertes ocasionadas por armas de fuego, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Nuestros cálculos basados en la información de la OCDE muestran que los estadounidenses son 51 veces más propensos a ser asesinados por un arma de fuego que las personas que viven en el Reino Unido.

INMIGRACIÓN

Estados Unidos es la casa del mayor número de inmigrantes en el mundo -19% del total-, pero cuando se trata de los refugiados -el año pasado 65 millones de personas fueron desplazadas en todo el mundo- los países de Oriente Medio y de África tienen las cifras más altas.

Especialmente preocupante es el caso de los casi 5 millones de sirios que han huido desde que comenzó la guerra en Siria, en el 2011.

Muchos votantes están angustiados por la llegada de refugiados sirios, pero Estados Unidos ha aceptado a muchos menos refugiados que otros países occidentales. Alemania ha prometido reasentar a 1 millón de refugiados sirios. Canadá ha dicho que recibirá 25.000. Estados Unidos solo admitió a 1.900 refugiados sirios en los primeros cuatro años del conflicto, aunque se espera que ese número aumente a más de 10.000 para el final de este año fiscal.

MEDIO AMBIENTE

En diciembre del año pasado, 193 países firmaron en París un histórico acuerdo por el que todos se comprometen a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. El presidente Barack Obama calificó ese tratado como un “punto de quiebre para el mundo”, pero su sucesor tendrá que tomar drásticas medidas para disminuir la enorme huella de carbono de Estados Unidos.

China sobrepasó a Estados Unidos como el mayor emisor de gases de efecto invernadero hace casi una década, pero en el mundo desarrollado, Estados Unidos es todavía el mayor contaminador de carbono per cápita, según el Banco Mundial.

ABORTO

El aborto es otro de los temas candentes que interesan a muchos votantes. Estados Unidos es uno de los casi 60 países que proveen acceso legal a abortos seguros. Aunque el aborto es legal desde 1973, el acceso a un tratamiento depende de las leyes determinadas por cada estado.

Y si bien es casi siempre un tema fundamental en las campañas presidenciales, el número de abortos en Estados Unidos ha decrecido, de manera general, desde 1990, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

TERRORISMO

La amenaza terrorista también pesa con fuerza en la mente de muchos votantes. ¿Qué tan importante es el impacto que la amenaza terrorista tiene en Estados Unidos, comparado con el resto del mundo? No es tan grande, de acuerdo con el Índice Global de Terrorismo.

El terrorismo está altamente concentrado en un pequeño número de países y aunque el número de países que han experimentado un ataque terrorista de grandes proporciones está aumentando, Estados Unidos todavía se ubica en la parte baja de los rankings mundiales tanto de ataques como de muertes causadas por el terrorismo. La mayoría de las víctimas de ataques terroristas están en países de Medio Oriente y África.

Países como India, Afganistán y Pakistán han experimentado ataques terroristas durante un largo periodo de tiempo. Desde el año 2000, Estados Unidos solo ha aparecido una vez (en el 2001) en el top de los 10 países más afectados por el terrorismo en el mundo.

Fuente: Cnnenespanol.com