(CNN Español) – Venezuela celebra sus elecciones presidenciales este 20 de mayo. Se trata de una cita consideraba controversial por muchos. De hecho, gran parte de la comunidad internacional dice que son “ilegítimas” y que no aceptarán los resultados.

El presidente Nicolás Maduro aspira a la reelección y se enfrentará a cuatro candidatos apoyados por partidos minoritarios e independientes. Las principales toldas de la oposición decidieron no participar por considerar que no existen suficientes garantías.

Henri Falcón es el principal contrincante de Maduro en la cita electoral. Él rompió con la Mesa de Unidad Democrática (MUD) para presentarse a las elecciones por Alianza Progresista (AP), pero no es el único candidato. Javier Bertucci y Reinaldo Quijada también tratarán de acaparar el voto en contra del actual presidente venezolano. Un cuarto candidato, Luis Alejandro Ratti, dejó su candidatura para unirse a la de Falcón.

MIRA: Maduro en busca de la reelección en Venezuela

¿Quién es Javier Bertucci?

Nacido en 1969, Javier Bertucci es un expastor evangélico que se presenta a las elecciones por el movimiento Esperanza por el Cambio. En 2007 fundó la organización cristiana sin ánimo de lucro El Evangelio Cambia que, según dice en su página web, tiene más de 100.000 voluntarios en 35 países del mundo.

Bertucci, que también es empresario, fue detenido en junio por supuesto contrabando de diésel en 2010, aunque fue puesto en libertad en diciembre de ese año: “Dios nos ha dado la victoria”, dijo al quedar libre. También fue señalado por los Papeles de Panamá en 2016, aunque no se presentaron cargos contra su persona. Él niega todas esas acusaciones.

Sus estudios son de técnico en Electrónica y electricista. Tiene tres hijos y lleva casado desde los 24, según su propia biografía escrita en el portal de su candidatura.

El candidato se declara en contra de Maduro y apela al voto porque, dice, “el abstencionismo busca más muertes”.

Entre sus propuestas electorales, promete una apertura de un canal humanitario ante la crisis de medicinas y alimentos; en términos económicos, apela a reactivar el aparato productivo nacional solicitando créditos multilaterales y creando marcos legales que incentiven las inversiones. También apuesta por optimizar las empresas básicas y petroleras.

En su programa también habla de “volver a tener medios de comunicación libres” y de reconstruir la imagen internacional de Venezuela mediante la restitución de lazos con otros países. En términos de seguridad, aboga por profesionalizar a los policías e invertir en educación.

MIRA: Candidato presidencial venezolano Javier Bertucci reparte comida en campaña

Cuando el también candidato Luis Alejandro Ratti anunció a principios de mayo que dejaba su candidatura para unirse a la de Falcón, aseguró que ambos habían propuesto a Bertucci que se uniera a ellos para plantar cara a Maduro, pero que éste rechazó la propuesta.

Bertucci argumentó su decisión asegurando que, si él renuncia a la candidatura, sus electores no se decantarían por Falcón: “Sería una enorme mentira que yo me reuniera con el otro candidato y le dijera que mis votos van a migrar hacia su candidatura porque no lo van a hacer”, dijo en una entrevista el 10 de mayo con Globovisión.

“Yo voy a seguir adelante, porque represento la mayor oportunidad de captar el voto castigo que se le quiere dar a este gobierno. Este voto castigo no puede ser capitalizado por ningún otro candidato”, dijo en una rueda de prensa el 10 de mayo. En su declaración, Bertucci invitó a Falcón a unirse a él porque, dijo, los votantes de Falcón sí votarían a Bertucci, pero no al contrario.

Reinaldo Quijada y Javier Bertucci, candidatos en las elecciones presidenciales de Venezuela (Crédito: UPP89/Getty)

Reinaldo Quijada y Javier Bertucci, candidatos en las elecciones presidenciales de Venezuela (Crédito: UPP89/Getty)

¿Quién es Reinaldo Quijada?

Nació en 1959 en Suiza, ya que su padre era representante de Venezuela ante la ONU. Según se puede leer en aporrea.org, medio autodenominado anticapitalista en el que Rinaldo Quijada ha ejercido como redactor, su padre, Manuel Quijada, participó en el intento de golpe de Estado de El Porteñazo (ocurrido en junio 1962 contra el presidente Rómulo Betancourt) y, por ello, tuvo que exiliarse y vivió en Europa durante varios años, hasta que volvió a Venezuela con 11 años. Según este mismo medio, y como el propio Quijada ha mencionado en entrevistas, tiene estudios en Ingeniería por la Universidad Simón Bolívar y dos maestrías, una en Literatura en esa misma institución y otra en Política Económica por la Universidad Central de Venezuela.

Quijada apoyó la revolución bolivariana de Hugo Chávez en 1992 y fue militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), pero en 2011 formó el grupo UPP89, que se conformó como partido político en 2015, según explicó él mismo en un artículo en Últimas Noticias en el año 2016. En él indicó que, a su juicio, “el principal partido de gobierno se muestra cansado y requiere una auténtica renovación”.

El candidato sigue apoyando el proceso revolucionario que, a su juicio, el presidente Maduro habría abandonado. “El sacrificio del presidente Chávez se ha perdido en manos de esta gente”, dijo Quijada cuando presentó su candidatura a la presidencia en febrero de 2018. “Lo que fue un sueño, una esperanza para enfrentar la exclusión social y la corrupción se ha perdido. Chávez ha sido traicionado”, opinó. Por ello, en una entrevista con Globovisión en febrero defendió tener la capacidad para ganarse votantes chavistas descontentos con Maduro.

MIRA: ¿Madurismo vs. chavismo?

En temas económicos, el candidato defiende recuperar la autonomía del Banco Central de Venezuela (BCV) y “desconcentrar el poder”. En la ya mencionada entrevista con Globovisión, defendió reactivar el aparato productivo, que está “totalmente destrozado” y hablar con el sector privado para trabajar “de la mano” con el.

Entre sus propuestas electorales, Quijada se refirió a la libertad de expresión en el país y abogó por “cerrar todas las cadenas de radio y TV presidenciales” aunque, eso sí, defiende “los controles y regulación” de los medios de comunicación, según publicó en Twitter el 11 de mayo de este año.

Su campaña electoral está siendo mucho más austera, sin grandes actos en ciudades ni publicidad en medios de comunicación o vallas. El motivo, explicó el candidato, es que cree “en una manera diferente de hacer política” y que no quiere “malgastar” el dinero “cuando hay tantas necesidades en la población venezolana“, dijo el 14 de mayo en un mensaje en Twitter.

Fuente: Cnnenespanol.com