(CNN) – Un terremoto de 6,9 grados de magnitud sacudió la isla de Honshu de Japón el martes, provocando olas de tsunami y trayendo de vuelta los recuerdos traumáticos para los locales de la devastadora catástrofe de Fukushima en 2011.

Los residentes en la prefectura de Fukushima se preparaban para lo peor después de que las autoridades emitieron una advertencia de tsunami la mañana del martes (local), a lo largo del mismo tramo de costa devastada por enormes olas hace cinco años.

Sin embargo, horas más tarde, se retiraron los avisos. Tres personas resultaron heridas, dijo la policía a CNN, mientras que más de 1.900 hogares se quedaron sin electricidad brevemente.

En 2011, un terremoto de 9,0 grados de magnitud, uno de los peores que jamás haya golpeado Japón, mató a más de 20.000 personas y causó tsunamis de hasta 12 metros, que inundaron la central nuclear de Fukushima Daiichi, lo que provocó una fusión nuclear .

Hasta ocho réplicas de al menos 5,4 se registraron en las cinco horas posteriores al sismo inicial.

“Pensé que algo terrible podría suceder”

El terremoto del martes se registró cerca del epicentro del sismo de 2011, solo 37 kilómetros al sureste de Namie, a una profundidad de 11,4 kilómetros.

El terremoto provocó una alerta de tsunami en Fukushima y Miyagi, y que el gobierno llamara a miles de personas a buscar un terreno más alto, en medio de las advertencias de olas de hasta 3 metros.

En declaraciones a la cadena pública japonesa NHK, los residentes de las prefecturas de Fukushima e Ibaraki dijeron que habían temido lo peor inmediatamente después de sentir el temblor.

“Sentí una fuerte sacudida, pero fue más débil que el terremoto en 2011”, dijo un hombre de Fukushima a NHK. “Pensé que algo terrible podría suceder, así que traté de escapar a zonas más altas de inmediato”.

Se detiene brevemente sistema de refrigeración en central nuclear

Una de las principales preocupaciones del martes fue la central nuclear de Fukushima Daiichi, que sufrió un colapso catastrófico en 2011.

Una zona de exclusión todavía existe alrededor del sitio que se consideran demasiado tóxico para los seres humanos por los niveles de radiación.

En su planta vecina hermana, Fukushima Daini, un sistema de bomba de enfriamiento, que había mantenido la piscina nuclear a temperaturas seguras, se detuvo brevemente después del terremoto del martes, dijo a CNN un portavoz de la compañía Tokyo Electric Power Inc. (TEPCO).

No se reportaron anormalidades o cambios en los niveles de radiación, y las operaciones se reanudaron.

El legado de Fukushima

El terremoto de 2011, cuyo epicentro se situó un poco al norte del terremoto del martes, fue tan severo que desplazó la costa de Japón, situándose entre los desastres naturales más costosos de la historia.

Más de 200.000 residentes fueron evacuados de la zona en 2011 y, de ellas, decenas de miles aún viven en viviendas temporales.

TEPCO ha estimado que la limpieza del desastre nuclear en Fukushima podría tomar 40 años.

Dale Dominey-Howes, experto en gestión de desastres de la Universidad de Sydney, dijo a CNN que el terremoto del martes podía ser devastador para la salud mental de los sobrevivientes que aún se recuperan de la catástrofe de 2011.

“La simple realidad es que los sobrevivientes de 2011 no han vuelto a la normalidad, están básicamente viviendo como desplazados en campamentos en diferentes ubicaciones alrededor del centro de Japón”, dijo.

“Así terremoto y el tsunami de hoy básicamente catapulta a las personas de nuevo a los momentos de la catástrofe de 2011, toda la emoción y el dolor… Los sobrevivientes experimentarán el trauma de nuevo”.

Fuente: Cnnenespanol.com