(CNN) – En una meseta desierta, a menos de 60 kilómetros de la pequeña ciudad de Marree, en el sur de Australia, se encuentra uno de los mayores misterios modernos sin resolver en ese país.

Las líneas corren a través de la tierra estéril, tallada con 30 centímetros de profundidad y más de 35 metros de ancho. Extendiéndose más de 40 kilómetros, las líneas se unen para formar una imagen de una figura aborigen empuñando un palo o un boomerang.

MIRA: Subastan esqueleto de misterioso dinosaurio por 2,4 millones de dólares en Francia

Este es el Marree Man, uno de los geoglifos más grandes del mundo. En los 20 años transcurridos desde que apareció por primera vez en 1998, nadie ha dado un paso al frente para reclamar responsabilidad, dando lugar a innumerables teorías e investigaciones.

Ahora, un empresario australiano está ofreciendo 3.712 dólares para obtener información sobre su creación.

El empresario Dick Smith en una conferencia de prensa 2017 en Sydney, Australia. (Crédito: Mark Kolbe)

El empresario Dick Smith en una conferencia de prensa 2017, en Sydney, Australia. (Crédito: Mark Kolbe)

Dick Smith, fundador de Dick Smith Electronics y Dick Smith Foods, decidió abordar el misterio en 2016.

En los últimos dos años, él y su equipo han estudiado minuciosamente imágenes y videos, investigado las diversas teorías y revisado las pocas pruebas disponibles, pero sin resultados.

MIRA: Estos misteriosos agujeros en el Ártico tienen perplejos a científicos de la NASA

Él cree que un grupo fue responsable, y ahora espera que un considerable premio en efectivo ayude a presentar nueva información.

“No hubo errores, fue muy profesional”, dijo Smith a ABC News el lunes.

“No puedo ver cómo lo hizo una persona, tendrías que tener tres o cuatro para hacerlo, y tomaría semanas ponerlo. En ese caso, ¿cómo se ha mantenido en secreto durante 20 años?”

¿Orígenes estadounidenses?

La teoría más popular es que un estadounidense (o un grupo de estadounidenses) estaba detrás del geoglifo.

Inmediatamente después de su descubrimiento, se enviaron por fax una serie de comunicados de prensa al Hotel Marree y al periódico The Advertiser, que describían “la obra de arte más grande del mundo”. Sin embargo, las personas notaron rápidamente que la escritura usaba la ortografía y el lenguaje estadounidenses, incluido el uso de millas en lugar de kilómetros.

Surgieron más pruebas que apuntan a un creador estadounidense, incluida una placa enterrada con la imagen de una bandera estadounidense y los anillos olímpicos.

Sin embargo, muchos australianos, incluido Smith, creen que estas pistas son falsas.

MIRA: FBI resuelve el misterio de la cabeza de una momia de 4.000 años

Una teoría alternativa acredita al artista aborigen Bardius Goldberg con el trabajo. Goldberg, que vivía en Alice Springs, aparentemente le había dicho a sus amigos que era el responsable del Hombre Marree. Sin embargo, esto nunca fue confirmado, y Goldberg murió en 2002.

Algunos han teorizado que fue hecho por el Ejército australiano. Otros aún insisten en que fue la Fuerza Aérea de EE.UU., dejando un regalo de despedida después de que se fueran de Woomera, a fines de la década de 1990.

El duro ambiente del desierto le costó la vida al Hombre Marree, y con poco mantenimiento, sus líneas comenzaron a desvanecerse. Sin embargo, los locales araron las líneas en 2016, manteniendo vivos al Hombre y al misterio.

Fuente: Cnnenespanol.com