(CNN) – Una nueva e impresionante foto muestra a una mujer de Indiana desmayada detrás del volante de un coche después de una aparente sobredosis de heroína con una jeringa agarrada en su puño.

Así fue exactamente cómo la policía encontró a Erika Hurt, de 25 años de edad, en un estacionamiento este sábado en Hope, Indiana. Lo que es más inquietante es el hecho de que su hijo de pocos meses fue encontrado llorando en el asiento trasero.

Según un comunicado emitido por el Departamento de Policía de Hope, los agentes le dieron a Hurt dos dosis de narcan, una droga que se usa para revertir una sobredosis de narcóticos en una situación de emergencia. Luego fue transportada al Columbus Regional Hospital.

Al ser liberada, fue enviada a la cárcel del condado de Bartholomew y acusada de negligencia de menores y posesión de parafernalia de drogas.

“Si esta mujer no se hubiese desmayado y hubiera intentado conducir inmediatamente, podría haberse accidentado por la carretera, haberse desmayado dos minutos después y haberse estrellado con su familia a bordo, matándolos a todos”, dijo el alguacil Matthew Tallent a CNN. “Me impresiona pensar en eso”.

El hijo de 10 meses de Hurt vive actualmente con su abuela, a quien Servicios de Menores le ha otorgado la tutela.

“Creo que es una situación muy triste en la que esta mujer ha puesto a su hijo”, dijo Tallent.

Hurt todavía estaba detenida este jueves en la cárcel del condado y no se la ha podido localizar para obtener un comentario. No se habían presentado cargos formales ante los tribunales de condado, y ni Tallent ni un empleado de la corte sabían el jueves si Hurt tenía o no un abogado ya.

Jami Smith, la madre de Hurt, dijo a la afiliada de CNN WXIN que deseaba que las autoridades no hubieran divulgado la foto de su hija.

“Créeme, no hay nadie que esté más enojado que yo y tan pronto ella se puso de pie, antes de ir al hospital, ella sabía qué tan enojada estaba”, dijo Smith.

La historia de Erika Hurt encaja en un patrón sombrío, como la investigación muestra el uso de heroína está en aumento en los Estados Unidos. El más reciente Informe Mundial de las Drogas de las Naciones Unidas encontró que 914.000 personas de 12 años de edad o más informaron haber consumido heroína en 2014, un aumento del 145% desde 2007. Las muertes relacionadas con la heroína se han quintuplicado desde el año 2000.

A medida que los números siguen aumentando, las fotos como ésta parecen emerger con creciente regularidad. Aunque causan conmoción, también pueden utilizarse para ayudar a crear conciencia sobre la epidemia de abuso de opiáceos en los Estados Unidos.

La policía de East Liverpool, Ohio, publicó el mes pasado un conjunto de fotos similares de un hombre y una mujer desmayados en el asiento delantero de un automóvil con un niño sentado en el asiento de atrás. La pareja había tomado una dosis excesiva de heroína, dijo la policía.

Fuente: Cnnenespanol.com