(CNN) — War of Will pudo haber ganado el Preakness Stakes, este sábado, pero el caballo que todos recordarán es Bodexpress.
Ese caballo tiró a su jinete, John Velázquez, en la puerta del partidor, pero no se detuvo. Bodexpress corrió toda la carrera, la mayor parte en el exterior de la pista, sin jinete, terminando detrás de los demás caballos. Continuó corriendo en la pista después de que terminó la carrera y evitó que el personal intentara atraparlo.


No obstante, Bodexpress aparece oficialmente como “no terminó” o “did not finish” por sus siglas en ingles (DNF).
“Simplemente no se estaba portando bien en la puerta”, dijo Velázquez a NBC. “No estaba muy bien parado. Me levantó contra la pared de la puerta. Cuando las puertas se abrieron, me puse de pie desde el principio y salté hacia un lado. Tuve mis pies fuera de los hierros. Perdí el balance y me caí”.

Velázquez no resultó herido.

“Estoy bien, estoy bien”, le dijo a la NBC. “Es simplemente decepcionante cuando vienes aquí para una gran carrera como esta. Suceden cosas así con los caballos, así que es decepcionante”.

Ha sido una extraña temporada para las carreras de la Triple Corona en 2019.

Comenzó el 4 de mayo, cuando Maximum Security lideró el Derby de Kentucky de cabo a rabo y cruzó la línea de meta 1 3/4 cuerpos por delante de Country House, pero fue descalificado por interferencia mientras giraba en la última curva.

Los comisarios de la carrera decidieron que Maximum Security afectó el progreso de War of Will, que a su vez interfirió con Long Range Toddy y Bodexpress. Country House fue declarado ganador.

Gary West, el propietario de Maximum Security, ha presentado una demanda en un tribunal federal, para anular la descalificación de

Maximum Security del Derby de Kentucky.

West acaparó las primeras planas de nuevo cuando, en la víspera de Preakness Stakes, ofreció hasta $20 millones a los dueños de otros cuatro caballos que superen a su corcel desde la próxima carrera y hasta el final del año.

El desafío de West se extiende a los propietarios de Country House, War of Will, Long Range Toddy y Bodexpress. West dice que pagará $ 5 millones al propietario de cualquiera de esos cuatro caballos que venza a Maximum Security la próxima vez.

“La mayoría de los expertos están de acuerdo en que Maximum Security fue el mejor caballo en el Derby de Kentucky”, dijo West en su desafío. “No me interesa discutir la controversia que rodea a los eventos de la carrera y la descalificación de mi caballo en este momento, pero creo firmemente que tengo el mejor potro de 3 años del país y estoy dispuesto a acompañar mis palabras con dinero”.
West retó también a los dueños de los otros caballos a que le den la misma cantidad cada uno si Maximum Security supera a sus potros. Además, dijo que donaría cualquier ganancia al Fondo de Jinetes con Discapacidad Permanente.

Por primera vez desde 1951, ninguno de los tres primeros finalistas del Derby de Kentucky compitió en el Preakness. La última vez que un ganador del Derby no fue a competir en el Preakness fue en 1996, cuando el ganador del Derby Grindstone se lesionó durante la carrera y se retiró directamente después.

La última carrera de la Triple Corona es el Belmont Stakes, el 8 de junio, en Elmont, Nueva York.

Fuente: Cnnenespanol.com