(CNN) — Varias cabinas de teleférico cayeron al suelo cerca de la bahía Howe en Vancouver después de que un cable fuera presuntamente cortado la madrugada del sábado, en lo que la Real Policía Montada de Canadá cree que fue un acto de vandalismo.

El Sea to Sky Gondola, una atracción turística en Squamish, Columbia Británica, no estaba funcionando en el momento del incidente, que ocurrió alrededor de las 4:30 a.m. (7:30 a.m. ET), según un comunicado en el sitio web de la compañía. Ningún usuario o miembro del personal resultó herido y la atracción ahora está cerrada.

“Creemos que los cables fueron cortados y esto fue un acto deliberado de vandalismo”, dijo la inspectora de la policía montada en Squamish, Kara Triance, según CBC, socio de CNN. “En este momento, es una escena del crimen”.

Según CBC, casi todos las 30 cabinas conectados al cable cayeron al suelo. El cable que sujetaba las cabinas, informó CBC, tenía 2 pulgadas de diámetro (poco más de 5,1 centímetros) y Sea to Sky había realizado recientemente el mantenimiento de la línea.

La policía pidió a los visitantes que se mantengan alejados del área, incluso lejos de los senderos cercanos.

El Sea to Sky Gondola lleva a los pasajeros a casi 3.000 pies (casi 920 metros) sobre el nivel del mar, proporcionando vistas de la bahía Howe y las cascadas circundantes. Cada cabina tiene capacidad para ocho personas.

Fuente: Cnnenespanol.com