Washington (CNN) — El viernes por la noche un juez federal impidió que el presidente Donald Trump aprovechara los fondos del Departamento de Defensa para construir partes de su muro fronterizo entre México y Estados Unidos.

En un fallo de 56 páginas, el juez Haywood Gilliam, un empleado de Barack Obama en el Distrito Norte de California, impidió que el gobierno avanzara con proyectos específicos en Texas y Arizona “utilizando fondos reprogramados por el Departamento de Defensa bajo la Sección 8005 del Departamento de Defensa Ley de Asignaciones, 2019”.

Aunque la decisión del viernes no impide que el gobierno de Trump use fondos de otras fuentes para construir los proyectos en cuestión, es un contratiempo para el presidente en el tema insignia de su agenda que ha sido frecuentemente obstaculizado por los demócratas en el Congreso.

LEE: El Pentágono notifica al Congreso que hay US$ 1.000 millones autorizados para comenzar la construcción de un nuevo muro

“La posición de que cuando el Congreso declina una solicitud del Ejecutivo para tomar fondos, el Ejecutivo simplemente puede encontrar una forma de gastar esos fondos “sin el Congreso” no va en la línea de los principios fundamentales de la separación de poderes que data de los primeros días de nuestra república”, escribió Gilliam.

Y añadió que “debido a que la Corte ha encontrado que los demandantes probablemente demuestren que las acciones de los demandados excedieron su autoridad legal, y que se derivarán daños irreparables de esas acciones, se debe emitir un recurso judicial preliminar pendiente de una resolución de los méritos del caso”.

La decisión se produce más de tres meses después de que Trump declarara una emergencia nacional para desviar miles de millones de dólares del Pentágono para la construcción de su muro fronterizo. La proclamación provocó una serie de demandas.

La demanda que motivó la decisión del viernes, que fue presentada por la Unión Estadounidense para las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en nombre de los demandantes, Sierra Club y Southern Border Communities Coalition, argumenta que la declaración fue “hecha únicamente por desacuerdo con la decisión del Congreso sobre el adecuado nivel de financiamiento, ubicación y calendario para la construcción de un muro fronterizo”.

También alega que la construcción del muro afectaría negativamente el medio ambiente y las comunidades a lo largo de la frontera.

MIRA: Así aplicó Trump su primer veto presidencial en la batalla política por el muro fronterizo

La ACLU aplaudió la decisión de Gilliam.

“Esta orden es una victoria para nuestro sistema de controles y balances, el estado de derecho y las comunidades fronterizas. El tribunal bloqueó todos los proyectos del muro programados para su construcción inmediata. Si el gobierno comienza a desviar ilegalmente fondos militares adicionales, volveremos a la corte para bloquear eso también “, dijo en una declaración Dror Ladin, un abogado del personal de ACLU.

Fuente: Cnnenespanol.com