(CNN) — La Casa Blanca anunciará este domingo por la tarde la primera parte de su propuesta de paz en Medio Oriente, lo que los funcionarios llaman un “taller” económico para alentar a las capitales de inversión en Cisjordania, Gaza y la región, dijo a CNN un alto funcionario de la administración.

El taller se llevará a cabo en Manama, Bahrein, el 25 y 26 de junio, y reunirá a ministros de finanzas con líderes empresariales globales y regionales. El esfuerzo está encabezado por Jared Kushner, el asesor principal de la Casa Blanca y el yerno del presidente Trump, y el enviado de la Casa Blanca para Medio Oriente, Jason Greenblatt, que han pasado años desarrollando la propuesta junto con el componente político, que los funcionarios dijeron se anunciará más adelante este año.

Cuando se le pidió un comentario, Kushner dijo a CNN en un comunicado que “las personas están dejando que el conflicto de sus abuelos destruya el futuro de sus hijos. Esto presentará un camino hacia adelante emocionante, realista y viable que actualmente no existe”.

LEE: El mundo se volvió un poco más peligroso después del anuncio de Irán sobre el acuerdo nuclear

El plan discutirá los cuatro componentes principales que dijo el funcionario superior de la administración: infraestructura, industria, empoderamiento e inversión en las personas y reformas de gobernabilidad “para hacer del área lo más invertible posible”. Se dice que Kushner modeló detalles de la propuesta económica sobre lo que ha funcionado en Polonia, Japón, Singapur y Corea del Sur.

El taller intentará evitar cuidadosamente los muchos problemas políticos que han hecho que la paz sea tan difícil de alcanzar durante tanto tiempo: temas como si los palestinos obtendrán su propio estado, el estado de Jerusalén, las medidas que toma Israel en nombre de la seguridad y qué debe ocurrir con los palestinos y sus descendientes que huyeron o fueron expulsados de Israel en el momento de la creación del estado en 1948. Los ministros de finanzas, pero no los ministros de asuntos exteriores, serán invitados junto con las delegaciones de los líderes empresariales.

“Reconocemos que esto debe ir de la mano con el plan político, pero esta será la primera oportunidad de implementar los detalles del plan económico”, dijo el funcionario, y agregó que esta será una oportunidad para mostrar a los palestinos, jordanos, israelíes y libaneses que “los directores ejecutivos empresariales se preocupan por ellos y quieren invertir en el área”.

Kushner considera que el evento es un “taller” en lugar de una cumbre, dijo el funcionario, porque confía en los comentarios a la propuesta de los muchos oradores y otros participantes invitados, incluso de los territorios palestinos.

“Creemos que esto mostrará el potencial de toda la región”, dijo el funcionario. “Si hay paz, afectará no solo a Cisjordania y Gaza, sino también a Jordania, Líbano, Israel y Egipto. Las economías se integrarán”.

“Piense cuánto dinero se gasta en las balas en este momento”, dijo el funcionario. “Si se puede gastar en infraestructura y capital humano, piense en cuán mejor podría ser la región”.

El funcionario negó que el despliegue se estuviera haciendo de esta manera para presentar una visión de un territorio palestino más próspero para alentar mayores concesiones en las conversaciones políticas en el futuro.

“Es difícil asimilar las propuestas económicas y políticas a la vez, ya que ambas son propuestas muy detalladas”, dijo el funcionario.

Los líderes palestinos y otros líderes árabes han expresado previamente su escepticismo sobre el plan de Kushner, dado que el gobierno de Trump ha apoyado a Israel y al gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu, trasladando la embajada de Estados Unidos a Jerusalén desde Tel Aviv y reconociendo el derecho de Israel sobre los Altos del Golán, mientras se suspende la financiación de la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos.

Fuente: Cnnenespanol.com