(CNN Español) — El presidente de Ecuador Lenín Moreno negó que haya o vaya a haber bases militares extranjeras en el país. Esto tras las críticas y protestas surgidas tras unas declaraciones del ministro de Defensa sobre las Islas Galápagos sobre un plan de cooperación que permitiría que el Ejército de Estados Unidos use una pista de aterrizaje en la isla de San Cristóbal.

En su cuenta de Twitter verificada, el mandatario publicó este martes un comunicado que especifica: “Preservamos con celo las Islas Galápagos. La vigilancia aérea es una actividad conjunta entre varios países para cuidar este patrimonio mundial”.

Los críticos dicen que la medida podría amenazar el frágil entorno del archipiélago del Pacífico, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, y comprometer la soberanía de Ecuador.

La polémica

En una conferencia de prensa a principios de junio, el ministro de Defensa ecuatoriano Oswaldo Jarrín dijo que las Islas Galápagos, situadas a unos 1.000 kilómetros del continente, funcionaban como el “portaaviones natural del país”. El Ejército estadounidense usaría San Cristóbal principalmente para reabastecerse de aeronaves involucradas en operaciones antinarcóticos, y pagaría las mejoras al pequeño aeropuerto de la isla, dijo.

Esto provocó fuertes críticas, por lo que Jarrín destacó el lunes que las Galápagos no se convertirían en el hogar de una base militar estadounidense ni de ningún tipo de puesto permanente. Las bases militares extranjeras están prohibidas en Ecuador, de acuerdo con una revisión de 2008 de la Constitución del país por el expresidente Rafael Correa.

Correa denunció el plan en Twitter y dijo: “Galápagos NO es un ‘portaaviones’ para uso gringo. Es una provincia ecuatoriana, Patrimonio de la Humanidad, suelo patrio”.

La importancia de Galápagos

Las Islas Galápagos, famosas por su rica biodiversidad que inspiró la teoría de la evolución de Charles Darwin, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978.

MIRA: Lo que debes saber si quieres ir a Galápagos

Las 19 islas volcánicas y sus aguas se consideran de “valor universal excepcional”, según la UNESCO. El archipiélago es el hogar de muchas especies endémicas, incluyendo tortugas gigantes, pingüinos, pinzones, halcones e iguanas. Entre su riqueza de vida marina se encuentran varias especies de tiburones, incluidos tiburones martillo y tiburones ballena, mantas gigantes, rayas águila y leones marinos.

San Cristóbal, que alberga la pista de aterrizaje en disputa, es la quinta isla más grande de Galápagos. Según la organización sin fines de lucro de Estados Unidos Galápagos Conservancy, alberga a unas 5.400 personas, la segunda isla más poblada después de Santa Cruz. Los turistas visitan frecuentemente la isla por su importante población de leones marinos.

La semana pasada, los legisladores votaron a favor de una resolución de la asambleísta de Galápagos Brenda Flor, obligando a Jarrín, al ministro de Medio Ambiente Marcelo Mata y al presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos, Norman Wray, a comparecer ante la Asamblea.

Jarrín debe responder preguntas sobre el alcance de la colaboración planificada con el Ejército de EE.UU., mientras que a Mata y Wray se les preguntará sobre el posible impacto ambiental.

En Facebook, Flor Gil escribió: “Permanezco alerta para mi provincia y me preocupa el impacto que tiene el desarrollo de estas actividades, así como los efectos que pueden generarse en el ecosistema de nuestro sitio del Patrimonio Mundial”.

En un comunicado publicado en Twitter, Wray insistió en que “no hay, ni habrá una base extranjera” en las Islas Galápagos.

Ya hay preocupaciones importantes sobre el medio ambiente del archipiélago. La cantidad de turistas que visitan las islas aumentó de 161.000 en 2007 a más de 225.000 en 2016, dijo la Asociación Internacional de Operadores de Turismo de Galápagos, lo que provocó un llamado a una regulación más estricta de la industria.

En 2018, la UNESCO advirtió que “el aumento actual de visitantes y su impacto en los ecosistemas frágiles son factores que requieren mayor atención”, y también menciona la pesca ilegal y los desechos plásticos como problemas ambientales problemáticos.

Con información de Emily Dixon de CNN

Fuente: Cnnenespanol.com